El método Color Balance permite regular emociones: angustia, agobio, frustración, agresividad, irritabilidad, cansancio mental…